Remedios caseros para cabello graso

remedios caseros para cabello graso Tratamiento capilar

Si tienes el pelo graso, que puede sea difícil evitar que se vuelva excesivamente grasiento. A continuación te explicamos algunos trucos y consejos fáciles que puedes hacer en casa para reducir o incluso resolver el problema del cabello graso. Estos son nuestros remedios caseros y naturales para darle solución definitiva al cabello graso y dañado.

Lavar el cabello

Lava el cabello con frecuencia, pero no todos los días. El lavado diario puede hacer que se desprenda la grasa capilar demasiado rápido, animándola a regresar incluso con más fuerza para compensar la pérdida. Piensa que la grasa es un elemento de protección del cabello, si la quitamos por completo, el cuerpo se preocupará en intentar restablecerla. Si tienes el cabello naturalmente graso, se recomienda que lo laves solo cada 2-3 días.

Busca un champú especial para pelo graso. El mejor tipo de champú es el que elimina el exceso de grasa sin resecar el cabello. Es probable que necesites probar varias marcas y tipos de champú antes de encontrar el que más se adapte a tu situación. Si tienes dudas, siempre puedes preguntar a tu peluquero de confianza.

Utiliza un champú clarificante una vez al mes. Este tipo de champú está diseñado para eliminar cualquier acumulación de grasa. No utilices el champú clarificante todos los días, ya que eliminarás todos los aceites y grasas capilares, y entonces tu cuero cabelludo compensará la pérdida segregando aún más.

Cuidado con los acondicionadores

Evita el uso de acondicionadores en la raíz del cabello. Si utilizas acondicionador o crema para el pelo debes saber colocarla adecuadamente, es decir, desde la altura de las orejas aproximadamente hasta las puntas. El acondicionador sirve para nutrir el pelo y es un producto bastante oleoso.

Muchas personas con el pelo graso prefieren no usar acondicionador por temor a empeorar su situación. En tu caso, puedes probar a ver qué te produce en un mejor efecto. En caso de que te decidas por utilizar acondicionador, no lo hagas con frecuencia, solamente una vez a la semana. Así evitarás un exceso de hidratación.

Sé exigente con los productos de belleza

No utilices demasiados productos para el cabello, éstos se acumulan en el cabello y lo hacen más pesado llenándolo de residuos que lo ensucian y lo vuelven graso. Evita utilizar geles y gominas porque harán parecer tu pelo más graso de lo que es.

Ten cuidado al buscar un producto de belleza capilar porque puede que le agregue más brillo a tu cabello. Esto puede promover el aspecto aceitoso en aquellos que tienen el cabello graso.

Cepillado

Cepilla solo lo necesario para que tu pelo esté limpio. No sobreutilices tu cepillo de pelo porque el cepillado estimula las glándulas sebáceas y es probable que aumente la producción de aceite.

No te toques el pelo

Evite tocarte el cabello tanto como sea posible. Esto es importante sobre todo después de comer o tocar cosas grasas ya que ésta se puede transferir a tu cabello. Lo mismo con el maquillaje graso (ponte una cinta para fijar el pelo antes de aplicar el maquillaje en la cara y así evitarás que el maquillaje toque el pelo).

No te toques el pelo con los dedos cubiertos de maquillaje. Mantén tu cabello limpio, pero sin tocarlo demasiado, si es necesario, utiliza un peine para desenredar, nunca los dedos.

Una solución rápida

Ahora te proponemos una solución rápida para esos momentos en los que necesitas estar perfecta pero tu cabello se ve demasiado grasiento. Un remedio casero que puede sacarte de un apuro es utilizar polvos de talco para bebé o champú seco para hacer que tu pelo luzca menos graso. Simplemente frota las raíces teniendo cuidado de no poner demasiado para que la gente no lo pueda ver.

Evita el contacto de tu pelo con tu piel

Hay algunas zonas del cuerpo que son especialmente grasientas como por ejemplo, la frente. Debes evitar que el pelo toque esta parte de tu cara ya que si lo hace, se volverá más graso. Para las personas con el pelo graso, es un error utilizar flequillo, ya que éste está en contacto permanente con la frente. Para evitar que el pelo te toque la frente puedes utilizar un secador para echarlo hacia atrás.

No te alises el cabello

Alisar el pelo con una plancha realmente daña el cabello sobre todo, si se utilizan productos químicos. El calor de las planchas hace que la grasa intente proteger el cabello y se produzca más. Además, como ya hemos comentado anteriormente, tocarlo demasiado o cepillarlo mucho también provoca un exceso de grasa y con la plancha lo que se hace es precisamente eso.

Rízate el pelo

El cabello con permanente o naturalmente rizado tarda más tiempo en volverse graso ya que se encuentra lejos del cuero cabelludo. Si tienes rizos naturales, aprovéchalos y si no, siempre puedes hacerte una permanente.

Rate article
Tratamiento capilar. Evita la alopecia. Implantes capilares
Add a comment