Microinjerto capilar

microinjerto capilar Tratamiento capilar

La microcirugía capilar o técnica de microinjertos sirve para solucionar problemas de alopecia tanto en hombres como en mujeres. Se utiliza en aquellos casos en los que ni los medicamentos ni los cosméticos han servido como solución a la calvicie. Por lo general se utiliza en personas que tienen una alopecia avanzada debido a un tratamiento tardío de la misma.

las técnicas de microinjerto son variadas, no obstante, suelen consistir en el transplante de pelo del paciente de una zona a otra. Para realización de la intervención se usa anestesia local. La técnica consiste en la implantación de la raíz de los cabellos del paciente en zonas desiertas de pelo. Es una técnica que debe realizarse con mucho cuidado ya que hay que tener en cuenta la dirección de crecimiento del pelo así como el ángulo. Si no se tuviesen en cuenta estos aspectos, no se conseguiría un resultado natural.

La zona donante de cabello que se elige en la mayoría de los casos suele ser en la parte trasera de la cabeza y, en algunos casos, los laterales. la razón de elegir estas zonas es que el pelo suele ser de mejor calidad y, además, en el caso del pelo de la parte posterior, suele ser el de mayor duración, suele permanecer toda la vida, es decir, está configurado para no caerse. Gracias a una buena selección del cabello se consigue que más del 95% de los folículos pilosos transplantados sobrevivan y consigan desarrollarse y seguir creciendo con normalidad en la nueva área de implantación.

Técnicas de microinjerto

Existen varios tipos de microinjertos e función a la forma de llevar a cabo cada una de las fases de la intervención. A continuación se explican las características de cada una.

Para la obtención de los folículos o injertos existen dos técnicas. La primera de ellas es la Follicular Unit Extraction (FUE) y la otra es la tira (STRIP). Con la primera técnica se extraen los folículos con una herramienta llamada sacabocados. Este instrumento permite una extracción mínica que no requiere sutura. Uno de los contras de esta intervención es que necesia un mayor tiempo y que es posible seccionar los folículos sin querer durante la extracción. También implica la necesidad de rapar el cabello en la zona donante. Por lo general se utiliza solo en casos en los que la cantidad a implantar es escasa (cejas, patillas, cicatrices. ).

Con la técnica de la tira (STRIP) es necesaria anestesia local ya que para extraer los folículos se extrae una tira de piel completa y requiere sutura. La cicatriz que queda es prácticamente imposible de percibir ya que queda cubierta de pelo. La extracción de una tira de piel permite obtener grandes cantidades de cabello en una sola sesión.

Microinjertos en mujeres

A pesar de que el 86% de los microinjertos que se realizan es en hombre, la alopecia femenina está experimentando un gran auge y las intervenciones de microinjertos en mujeres son cada vez más. Es solo un año, se han multiplicado por cuatro las operaciones. La paciente típica suele superar los 30 años.

Normalmente las mujeres no experimentan una pérdida de pelo igual a la de los hombres (retroceso del cabello) sino que suelen perder el pelo en la parte superior de la cabeza. Esta forma de alopecia hace que sea necesario un diseño distinto de las zonas a injertar y un especial cuidado en la dirección y ángulo del cabello.

Otra curiosidad en cuanto a los microinjertos en mujeres es que, después de realizar la intervención, las mujeres suele notar un incremento de la caida del pelo durante 3 meses. Una vez pasado este tiempo, se vuelve a la normalidad y el pelo transplantado no se perderá.

Quién puede realizarse un microinjerto

Se recomienda los microinjertos a todas aquellas personas que han probado ya otros tratamientos capilares sin conseguir una solución decente en un corto plazo o para casos en los que la alopecia es muy avanzada (ya sea porque se ha comenzado tarde el tratamiento o porque haya venido de golpe). Lo único necesario para poder someterse a este procedimiento es gozar de buena salud y que se haya podido establecer una causa médica para la alopecia. Es decir, se debe conocer qué es lo que está provocando la caída del cabello.

Las personas que sufren de alopecia areata no pueden realizarse esta intervención a menos que un médico realice un estudio exhaustivo del cuero cabelludo (incluyendo biopsia) y establezca que ha pasado un tiempo prudencial de estabilidad.

Dónde se pueden realizar microinjertos

Aunque en la mayoría de los casos se realizan en la cabeza, se pueden realizar microinjertos en barba, cejas, patillas, cicatrices, bigote, etc. Prácticamente cualquier área es susceptible de poner ser microinjertada, solo es necesario preguntar al especialista. Hay zonas, como por ejemplo las pestañas, que no se suelen realizar.

Rate article
Tratamiento capilar. Evita la alopecia. Implantes capilares
Add a comment