Tratamiento capilar

El cabello es una parte de nuestro cuerpo que está compuesta por diversos elementos como el agua, las proteínas como la keratina, las sales minerales o los lípidos. Su composición hace que mantenerlo en buen estado requiera de diversos cuidados, entre ellos, una buena higiene.

Problemas Capilares

Existen multitud de problemas relacionados con el cabello. Entre los más populares encontramos la caída del mismo, una producción excesiva de grasa (seborrea), la caspa, la alopecia androgenética, la descamación, etc. Algunos de estos problemas pueden solucionarse con tratamientos capilares caseros o con productos de higiene de venta en supermercados. Otros, deben resolverse con la ayuda de un médico especialista.

Tratamiento capilar

Cuando se acude a un dermatólogo para solucionar los problemas de pérdida del cabello, producción de grasa u otro tipo, el especialista necesitará hacer un estudio de la situación del paciente. En función a las causas del problema, aplicará una técnica u otra para solucionarlo. Hay que tener en cuenta que un mismo problema capilar puede aparecer en dos personas distintas por razones muy diferentes por lo que los tratamientos son totalmente personalizados. En ningún momento debes copiar el tratamiento de una persona solo por el hecho de que le esté yendo bien.

El buen seguimiento de las indicaciones médicas harán que tu pelo recobre su salud y brille como nunca.

Por lo general, cuando uno se somete a un tratamiento capilar, éste consta de varias fases:

  • Exploración del cabello.
  • Exploración del cuero cabelludo.
  • Análisis de sangre.
  • Diagnóstico.
  • Aplicación de la técnica seleccionada.
  • Revisión y control.
Tratamientos capilares

Deberá ser el médico el que decida cuando se debe parar un tratamiento o durante cuanto tiempo debe realizarse. No pares el tratamiento si ves que no hay resultados, a veces, tardan en aparecer. El término prematuro de un tratamiento puede hacer empeorar la situación inicial.

El problema de la caspa

La caspa es uno de los problemas más comunes del cabello. Se trata de una descamación nada agradable (estéticamente hablando) y que aparece con más frecuencia en el pelo fino y débil.

La única solución de acabar con la caspa es tratándola con un tratamiento anticaspa que ayude a higienizar el cuero cabelludo. De esta manera se le devuelve el equilibrio natural y se consigue un cabello sano y más fuerte.

El problema de la grasa

La grasa (también llamada sebo) es un elemento natural que es creado por el propio cuero cabelludo. Está en todos los cabellos y es una forma de proteger el pelo de las agresiones externas a la vez que está lubricado. No obstante, algunas personas padecen de una sobre producción de sebo y lo crean de manera excesiva. Es entonces cuando aparece la seborrea y los problemas. Cuando hay un exceso en la producción de sebo, el cabello se engrasa y no transpira. Aunque no parezca un problema importante a simple vista, en realidad sí lo es ya que si no se trata adecuadamente y no se resuelve a tiempo, puede provocar la caída del cabello.